Hotel Rodavento:Lujo y Aventura

In Arquitectura y Diseñoby Isabella MorenoLeave a Comment

El pueblo mágico de Valle de Bravo ofrece un espectáculo visual gracias a su arquitectura colonial de casas de adobe y madera con techos de teja roja y guardapolvo en colores terracota, alineadas perfectamente en estrechos callejones empedrados.

En sus angostas y empinadas callejuelas se puede encontrar una amplia oferta cultural que va desde el tradicional mercado de artesanías, las tiendas con textiles y joyería mazahua, el museo Joquin Arcadio Pagaza hasta galerías de arte contemporaneo, modernas tiendas de ropa, joyería y accesorios de reconocidos diseñadores.

La arquitectura de Rodavento es la mas la más innovadora de todos los hoteles en Valle de Bravo ya que combina lo acogedor de una cabaña en el bosque, con las comodidades de un hotel boutique. Las instalaciones de Hotel Rodavento evocan una sensación de ligereza y temporalidad armónica con el entorno.

El terreno fue dictando la distribución ideal para un menor impacto y una mayor armonía. Se crearon módulos individuales para cada uso. En el edificio principal se ubica la recepción, el restaurante, el centro de actividades, la alberca y las terrazas a la orilla del lago.

Las habitaciones se encuentran rodeando el edificio principal en las faldas de la cañada. El SPA se encuentra en el área más privada del bosque, a orillas del río que proviene de los manantiales. Todas las construcciones comparten el lenguaje arquitectónico. Estructuras de acero y madera sobrepuestas en el terreno, techos ligeros con lonas tensadas y materiales naturales que armonizan con el entorno. El bosque ofrece el mejor escenario para actividades de aventura y el espacio ideal para que los niños puedan explorar y disfrutar en libertad.

 

Comparte este artículo