Sumérjase en el paraíso tropical de Mahekal Beach Resort

In Coma, Diviértase, Hospédese, Playa del Carmen & Tulumby Belen MolinaLeave a Comment

Sumérjase en el paraíso tropical de la Riviera Maya, una franja de costa caribeña en la península de Yucatán, en México.

Créame cuando le digo que por un momento me pregunté si las olas llegarían hasta mi habitación al subir la marea, o peor aún, que quizá arrasarían conmigo y con la hermosa decoración bohemia de la habitación mientras dormía. Quizás estoy siendo un poco dramática, pero en serio, eso de estar a tan sólo un paso del mar adquiere un significado totalmente nuevo cuando se trata de las habitaciones frente al mar en Mahekal Beach Resort. Ubicado en las arenosas playas de Playa del Carmen, en el corazón de la famosa y bulliciosa Quinta Avenida, este hotel ofrece lo mejor de ambos mundos. Dentro de la propiedad, usted estará sumergido en un oasis de selva, pero a tan solo unos pasos del lobby se encontrará rodeado de bares, restaurantes y vendedores ambulantes.

Lo que hace casi una década solían ser dos hoteles independientes, ahora se han convertido en un resort que, en 2016, finalizó una transformación de 16 millones de dólares y tres años de duración. Como salido de un lookbook de Tulum, esta propiedad tropical lo tiene todo: cocteles servidos dentro de unos cocos especiales, columpios de madera junto al bar, duchas con efecto lluvia al aire libre y hamacas en el patio. Pero, ¿qué es un resort exótico sin aventuras?

El segundo día de mi estancia en el paraíso decidí salir en búsqueda de aventuras, y lo primero que hice fue sumergirme en un cenote, una piscina natural que se encuentra comúnmente en la península de Yucatán. Mientras que algunos cenotes existen a cielo abierto, otros se han convertido en cuevas subterráneas con sistemas fluviales. Tras bajar por unas escaleras desvencijadas en medio de la selva, me eché un clavado en El Sueño, un cenote con una abundante riqueza mineral que se encuentra 40 minutos al sur de Mahekal. Después, practiqué esnórquel a través de innumerables estalactitas, estalagmitas y pasajes estrechos; sentí que mi libro de ciencia estaba cobrando vida frente a mí. Las paredes de la cueva estaban repletas de fósiles, el agua cristalina y los “cuartos” oscuros de la cueva eran más asombrosos que tenebrosos.

En el camino de regreso, hicimos una parada para practicar esnórquel una vez más en la laguna de Yal Ku, en Akumal. No solo estaba repleta de peces de colores y agua cristalina, pero esta popular laguna tiene una entrada de mar, en donde se combina el agua dulce con el agua salada. El resultado es una mezcla de zonas frías y zonas calientes, así como un arcoíris de vida marina.

Cuando por fin salimos del agua, solo quedaba una cosa por hacer: comer. Aunque una parte de mi quería regresar a Fuego—el restaurante frente al mar estilo Tulum de Mahekal que utiliza hornos de leña para cocinar toda su comida—y devorar su exquisito pulpo mexicano (un platillo que no se puede perder), decidí aventurarme y comer por fuera. A tan solo unos pasos de la Quinta Avenida encontré Axiote (nombrado en honor a la semilla), un restaurante pequeño con techo de palapa que ofrece cocina auténtica maya y que sin duda es uno de los lugares más deliciosos que he probado en México. Disfrute de un ceviche de camarón, queso fundido estilo Oaxaca con tortillas hechas a mano, y mi favorito, el aguachile de langosta con tortitas de papa fritas. Si le apetece, ¡hasta puede probar un guacamole con chapulines! ¿Por qué no?

Para tomar un descanso después de disfrutar de aventuras culinarias y aventuras dentro de las cuevas, relájese en una de las cuatro piscinas del resort, o pase la tarde pintando cerámica en la Palapa del Artesano. Elija entre estatuitas, tazones, platos y otras piezas, antes de comenzar a darles color, con su pincel en una mano y una margarita en la otra. Es la mejor manera de celebrar su primer clavado dentro de un cenote o su primera vez comiendo insectos con guacamole.

mahekalbeachresort.com

Comparte este artículo